Bienvenidos

EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Mi casa, por efectos de la expansión en el mundo del virus mortal se convirtió en oficina, lugar de recreación, sala de estar, restaurante y dormitorio. Tuve que cerrar mi consulta y buscar nuevas formas de realizar mi trabajo. Hoy, mi computador y mi teléfono se han transformado en elementos vitales de contacto humano.

Después de transcurrido mas de un año de atravesar la adversidad del coronavirus y de las nuevas formas de comunicarnos, sigo pensando que nada reemplaza lo presencial, los encuentros cercanos, la energía que compartimos, las miradas con contenido.

Aunque lo ocurrido en materia sanitaria ha atravesado todos los ámbitos de la existencia mundial, derrumbando estructuras, formas de concebir la vida, las rutinas establecidas; tengo la esperanza de que podamos volver a estar juntos de nuevo, abrazándonos.

A veces nos olvidamos que el cambio y la transformación es la esencia de todo y tendemos a seguir bogando sobre lo mismo conocido.

El largo encierro trajo a la superficie mil problemas, desató los demonios escondidos, enfermedades, penas olvidadas, obsesiones, miedos, culpas, rencores, iras. Provocó también, la apertura sangrante de las contradicciones, de las desconfianzas y los fanatismos. Este virus, habitante del aire, ha construido barrotes invisibles que nos impulsó al encuentro con nuestra realidad, con la familia, con los amigos y enemigos, con la soledad, con uno mismo.

Estamos hechos de luces y de sombras y en tiempos de crisis se remueven los escombros. El tiempo nos dirá cual fue el significado de este proceso y qué quedará después de la ola destructiva que hizo desaparecer vidas, estructuras, economías, ideas y conceptos, dejando al descubierto ese nuevo orden en el que espero participar. Tengo fe de que el futuro será mejor y la nueva arquitectura humana estará más disponible para respetarnos y cuidar la naturaleza.

Imagino que estamos envueltos en capas, como la cebolla, y las épocas de desastres suelen ser potentes, nos ayudan a remover lo superficial, aquello que hemos creído como una verdad inamovible. Entonces quedamos desnudos y temerosos, condición necesaria para disponernos al encuentro de otras formas, cuyas puntas producirán nuevas brechas, abriendo, desde las profundidades el caudal de las mil cosas, que han dormido en el subsuelo del alma. Siento que aparecerán refrescantes corrientes de pensamiento que bifurcarán hacia otras de formas de ser y hacer. Tal vez, no tendremos que borrar los escombros, lo antiguo es reciclable y es utópico pensar que se puede partir de cero, del blanco, eso sólo vive en la mente. Somos almas en evolución y los nuevos fundamentos surgen de la historia, que como referente, es el radier sobre lo cual se construirá un mundo nuevo. Hay muchos dioses que desean refundar todo; sin embargo, no se puede borrar el pasado y nuestro planeta tiene memoria.

Los movimientos de la historia son necesarios para limpiar los residuos que se quedaron enredados en los dobleces, en el olvido. Es sanador volver a las profundidades, a ese lugar primordial, donde todo habita. Ingresar a la interioridad produce ampliación de consciencia y el regalo es el aumento de la comprensión y la sabiduría.

Desde de marzo del año 2020, la vida cambió y nos tuvimos que acostumbrar a la distancia, a no tocarnos las manos, a usar mascarillas. Ya no es subir al ascensor de un edificio y quedarnos apretaditos, respirando el mismo aire, escuchando como late el corazón del que va al lado. Ahora la idea es separarnos lo más posible, incluso con desconfianza, no sabemos si alguien porta el virus. Los encuentros cercanos se tornaron peligrosos y las pantallas del computador y celulares reproducen nuestras imágenes. Podemos ser pocos o muchos, a distancias cortas o largas, no importa en que lugar del mundo nos encontremos, nos podemos ver, entre tanto rogamos que funcione el internet para no quedarnos fuera.

Se suspendió la celebración grupal, las fiestas familiares y de amigos. Adultos y niños miran de la vereda del frente a los abuelos, dicen que es para cuidarlos, y los viejos cada día se van quedando más solos, ensimismados entre paredes inmóviles.

Pienso que vivir juntos en este planeta es una bendición y un desafío. El intercambio, desde la dimensión del aire parece acortar las distancias. Sabemos de los acontecimientos locales y mundiales casi al instante de los hechos, el orbe esta aquí, en nuestras pantallas. Nada se puede esconder por mucho tiempo, estamos expuestos y la impunidad se ha ido hundiendo en las aguas oceánicas del pasado.

Es posible que vayamos transitando hacia un mundo mejor y tengo la esperanza de ser participante de este movimiento.

El encierro prolongado tal vez nos llevará a valorar más la libertad.
11 de Julio 2021


Nuevas Publicaciones


Escribir es una de las expresiones más bellas del alma. Es verter una energía de palabras sobre un papel blanco dándole sentido a los momentos, a las experiencias, a las ideas.

Contar historias, enlazar extractos de vida para compartir, es mostrar tramos de una misma, ese diagrama interior que necesita ser vaciado para dibujar cosas nuevas. Es ir sembrando para el futuro, más allá de la propia existencia en una vida. Las obras trascienden y quedan después de la muerte.

Me invitaron a participar de un concurso de cuentos y tuve el agrado de recibir un premio latinoamericano. Mi cuento “Me dijeron que tenía que estar tres horas antes” que habla sobre las relaciones sociales de mujeres adultas, ganó una mención honrosa y pasó a formar parte de otra antología: “Enlace de Palabras” 74 Concurso Internacional de Poesía y Narrativa.

Comparto, que para mí, este premio fue un verdadero honor y su fuerza me impulsa a seguir escribiendo.


Sobre mi

edel2Mi nombre: Edelwais Cortes Kehr

• Profesión y estudios superiores:
• Asistente social, Universidad de Chile.
• Post grado salud pública. Universidad austral de Chile.
• Post grado en idiomas originarios. Universidad austral de chile.
• Cursos de educación para la salud.

20 años de ejercicio profesional en el servicio salud Valdivia, Hospital y consultorios.

Más Información



Servicios

  • Terapia de vida pasada

    La TVP es una Técnica Terapéutica Transpersonal que consiste en traer a la conciencia habitual las experiencias traumáticas ocultas en esta vida y de existencias anteriores.

    Ver más

  • Terapia Regresiva Reconstructiva

    Esta Terapia tiene la particularidad de llegar con asombrosa rapidez al origen o raíz de los problemas

    Ver más

  • Tarot Terapéutico

    El tarot es un instrumento de sabiduría, una herramienta de autoconocimiento y desarrollo personal.

    Ver más

  • Terapia del duelo

    Permite mejorar la calidad de vida de las personas en proceso de duelo, a través de una comprensión sanadora de las experiencias dolorosas.

    Ver más

  • Constelaciones familiares a nivel individual

    Es una técnica personalizada, basada en el trabajo y filosofía de Berth Hellinger.

    Ver más

  • Cortes de lazos

    Para avanzar por la vida es necesario “CORTAR LAZOS” esto no significa destruir algo, tiene que ver con transformar y permitirnos crecer con nuestra propia individualidad, sin dependencias nocivas.

    Ver más

Testimonio
“Solo deseo expresar lo que ha significado Edelwais en este camino que a veces parece incierto y sin rumbo. En este, el proceso de evolución de mi vida ya sentía que dada mi edad, las puertas ya estaban cerradas y perdidas las esperanzas de conseguir el objetivo que alguna vez me había propuesto, era ya mi final.Pero como la vida dispone lo inesperado se presentó este Ángel que me dio la oportunidad de encontrarme conmigo misma y sacar la verdadera persona, esa que tenía fuerza y energía para enfrentar cualquier obstáculo que se me presentara, perdiendo los temores, creyendo completamente que lo que alguna vez pensé, lo podía lograr. Me dio fuerzas, sabiduría, entereza, humildad, osadía y otros.Logrando traspasar todas las barreras y, encontré un mundo mágico para mí no pensado ni igualado.Hoy estoy a cargo de la Empresa de mi marido y con gran éxito integrados mis hijos. Lo inesperado y mágico fue que mi marido enfermo seriamente y yo tuve que dirigir esto sin dificultad.
La vida me tenía una gran sorpresa después de enfrentar esos demonios que me tenían atada.

Enormemente agradecida de Dios y a este ángel llamado Edelwais”.


SOLEDAD APABLAZA